El Inbound Marketing es una metodología que se concentra en los esfuerzos de tu negocio para satisfacer al cliente.

En una publicación anterior habíamos escrito sobre los embudos de venta, ahora vamos dar un paso más.

¿Qué es el inbound marketing?

El método inbound se basa en atraer prospectos, interactuar con ellos y deleitarlos. Este proceso impulsará el crecimiento de tu negocio, proporcionará contenidos de valor y generará confianza en tus clientes.

Hemos aprendido que los negocios son como una guerra en donde el que perdona muere. Por eso salimos a destruir a la competencia, atraer prospectos a cualquier costo vendiéndoles lo que no necesitan. Los clientes saben lo que quieren e investigan antes de comprar, no te extrañe que sepan más de tu producto que tu mismo. Es necesario humanizar los negocios para entregar soluciones de valor a los futuros y actuales clientes, solo así crecerás. Recuerda que tu negocio a nacido para solucionar un problema y esa es tu fuente principal de ingresos, entregar soluciones.

Embudo de ventas vs inbound marketing

Siempre se ha visualizado el proceso de venas como un embudo, eso es válido porque no todos los contactas van a comprar. Está demostrado que entre el 3 y 5% de los prospectos con los que interactúas te comprarán. De modo que el embudo siempre estará vigente.

Por otro lado la metodología inbound se representa con una rueda, se trata de potenciar la rueda para que gire más rápido. Por tanto, este ciclo te hará crecer.

Así que la visión ideal, es juntar ambas metodologías en las diferentes etapas del recorrido del cliente.

«No salgas a cazar clientes, atráelos con experiencias invaluables»

Cómo aplicar esta metodología

  • Para aplicarla en tu organización es imperioso que tengas claro el propósito de tu negocio, ¿porque comenzaste tu negocio?.
  • No importa el tamaño de tu negocio, debes tener claramente definidos tu misión, tu visión y objetivos.

Define tu «buyer persona»

Un buyer persona es una representación ficticia de tu cliente ideal. Esta construcción de estar basada en datos, información, entrevistas y también conjeturas fundamentadas en hechos reales.

Define cuál es tu cliente ideal, cómo se comporta, qué piensa, cuáles son sus ilusiones, sus problemas. Delega la creación desde buyer persona tu departamento de marketing, sin embargo todos en tu organización deben participar de su creación. De este modo podrás construir un perfil completo pero no definitivo de tu cliente ideal. Este perfil no es definitivo, deberá ir evolucionando según hayan cambios en el mercado, situación externa, competencia, etc.

En una pasada publicación, te dimos unas pautas de la información que necesitas recolectar.

Elementos del inbound marketing

Dentro tu organización define tres actividades esenciales: Marketing, ventas, y servicios con sus objetivos y tareas claramente definidos.

Atracción

Atrae prospectos y clientes con información relevante, contenidos que les interese, comparte tu conocimiento con ellos.

Interacción

Que tu interacción sea personalizada, se preocupe por la parte humana y sus sentimientos, hazle sentir que sinceramente te preocupas por sus necesidades.

Deleite

Concéntrate en hacer que todas las fases del recorrido de tu cliente sean una experiencia única.

Atraer, interactuar y deleitar

Recorrido del cliente

Todos los clientes atraviesan por un proceso activo de investigación que finalmente los llevará solucionar una necesidad. Debes tener claro que hoy en día en el marketing, publicidad y las ventas debes sobrepasar las expectativas del cliente.

Este recorrido tiene las siguientes etapas:

Reconocimiento

En esta fase, el futuro cliente identifica que tiene un problema y comience a buscar una herramienta para solucionar su problema.
En esta etapa es cuando tu negocio debe hacerse presente y visible. Esto puedes lograrlo mediante anuncios en motores de búsqueda, hacer visible tu sitio web, página de aterrizaje o tu blog con estrategias SEO. En este paso, el prospecto todavía no ha tomado la decisión de a quien comprar.

Consideración

En esta fase el cliente comienza a explorar ofertas de las herramientas que necesita para solucionar su problema. Si hiciste bien tu trabajo en la fase anterior, interactuando debidamente entonces es más probable que considerare tu producto.

Decisión

En esta fase el cliente toma la decisión elige de su lista a cuál empresa comprar. Ahora, tu oferta debe ser realmente atractiva, lleva una interacción personalizada, asesora, instruye, comparte. No le hagas sentir como un número o meta de venta, preocúpate sinceramente en ayudarle a tomar la mejor decisión. Si logras darle una experiencia única en su proceso de decisión tarde o temprano tu buscará para comprar y es posible que venga con muchos referidos.

Esfuérzate por ofrecer una experiencia única, sólo de esta manera podrá recomendarte a sus amigos. Si tu producto y servicio pos-venta es estupenda volverá a comprarte . Si su experiencia hubiera sido negativa pero resolviste su problema de la mejor manera y aún así se fue contento, es mas probable que regrese.

Share This